Regatas 06 de noviembre de 2017
El Mapfre pone rumbo a Ciudad del Cabo

La flota ya vuelva a más de 25 nudos


Las condiciones eran perfectas para el inicio de la etapa, con cielos tan azules como brillantes, y un viento del norte de 15-20 nudos que permitía a la flota hacer un veloz recorrido por el río Tajo antes de salir de Lisboa.

Tras abandonar el río y dirigirse a la costa después de la protección de Cascais, los barcos se adentraron de llenos en un ventarrón con que superaba los 30 nudos, con un oleaje en torno a los 4 metros. Los líderes de la flota, Donfeng Race Team, MAPFRE y Team Brunel, marcaban con facilidad media superiores a los 25 nudos de velocidad de barco, unas condiciones tremendas, tan espectaculares como peligrosas para la resistencia del material.

"La verdadera competición comienza ahora", dijo Xabi Fernández, el patrón del MAPFRE. "Vamos a navegar un par de días con viento fuerte. Todos serán competitivos, así que tendremos que ir tan rápido como podamos".

"Vamos a ir rápido", dijo el patrón del Dongfeng, Charles Caudrelier. "Nos hemos estado preparando para esto, entrenando con vientos fuertes durante seis meses, así que espero que estemos listos. Tenemos buenos cañas en estas condiciones, así que espero que seamos rápidos". De hecho, a los 15 minutos de despejar la desembocadura del río, el Dongfeng Race Team ya registraba una velocidad de barco de casi 33 nudos.

Charlie Enright, el patrón del líder de la regata, el Vestas 11th Hour Racing, estaba en una buena posición desde el principio, pero parecía ir con demasiada vela para el tramo final del río, y cayó al quinto lugar.

"Tenemos confianza, pero no somos engreídos", dijo Enright antes de comenzar. "Queremos asimilar lo que hemos aprendido y aplicarlo en la etapa 2. Va a ser una etapa muy diferente. Estará mucho más orientada a la velocidad, que es lo que estamos esperando".


Enlaces de interés